Acción Urgente: Dejen a Teresa libre y fuera de la cárcel

Después de haber sufrido una emergencia obstétrica, Teresa fue acusada de haber tenido un aborto y juzgada por el delito de “homicidio agravado”. Pese a que Teresa pasó cuatro años en la cárcel, recientemente un juez anuló su condena al encontrar que no existía ninguna prueba en su contra. El juez dejó a María Teresa en libertad.

Sin embargo, las autoridades Salvadoreñas están nuevamente intentando de enviar a María Teresa a la cárcel. Agrega tu nombre para poner fin al sufrimiento de Teresa y asegurarnos que ella no regrese a la Corte a ser juzgada, ni a la cárcel nunca más.

In English.

Nombre

*Required fields
 

Para ayuda en llenar la forma en español, sigue estas instrucciones:

*First Name = Nombre

*Last Name = Apellido(s)

*Your Email = Tu correo electrónico

State / Province =  Localidad (opcional)

ZIP / Postal Code = Código postal (opcional)

*Country = País

*Obligatorio

Si tu no estas registrado aun al firmar esta carta, recibirás por correo electrónico comunicaciones y actualizaciones del Centro de Derechos Reproductivos.

 
 

Mensaje

Re: Preserven la justicia y protejan los derechos humanos de María Teresa Rivera

Honorables Jueces de la Tercera Cámara Penal,

Les escribimos para expresar nuestra más sincera preocupación respecto a la apelación en contra de la decisión que dejó en libertad a Maria Teresa Rivera. Como ustedes conocen, María Teresa fue sentenciada injustamente a 40 años de prisión por el delito de "homicidio agravado" tras haber sufrido una emergencia obstétrica. Tal y como las otras 14 mujeres que también se encuentran privadas de la libertad, María Teresa buscó asistencia médica mientras sufría una complicación en su embarazo. Sin ningún tipo de evidencia, María Teresa fue condenada por el delito de homicidio.

En el pasado mes de Mayo, el Juez Marín Rogel Zepeda revisó el caso de María Teresa, anuló la sentencia condenatoria en su contra y ordenó su libertad inmediata. El juez basó su decisión en testimonios realizados por expertos forenses que desacreditaron los falsos métodos científicos que fueron utilizados anteriormente para culpar a María Teresa. El juez citó el derecho al debido proceso conforme a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y los estándares internacionales sobre derechos humanos para soportar el fallo. Su decisión trajo justicia para María Teresa, quién pudo finalmente reunirse de nuevo con Oscar, su hijo de 10 años. Tras obtener su libertad, María Teresa también pudo acudir al Hospital para recibir tratamiento por una infección en su riñón. El caso de María Teresa representa un avance en el reconocimiento de sus derechos humanos, y de los derechos de todas las personas en El Salvador.

Mientras revisa la apelación en contra de la decisión del caso de María Teresa, les solicitamos que su decisión sobre la libertad de María Teresa se base en los principios fundamentales de derechos humanos. Asimismo, les solicitamos que tengan en cuenta la cadena de abusos y violaciones que María Teresa ha enfrentado en sus derechos, y como estas violaciones continuarían ocurriendo en caso que su libertad fuese removida de nuevo.

Las violaciones a los derechos de María Teresa, y de otras mujeres que también han sufrido emergencias obstétricas y condenadas por el delito de homicidio, han sido ampliamente documentadas y denunciadas por varias organizaciones internacionales de derechos humanos. En el 2015, siete relatores especiales de las Naciones Unidas emitieron una declaración conjunta condenando las graves violaciones a los derechos humanos que enfrentan las mujeres al ser perseguidas y encarceladas tras sufrir emergencias obstétricas. En Noviembre de 2015, el Procurador para la Defensa de Derechos Humanos de El Salvador determinó que las autoridades gubernamentales fueron responsables de la violación de derechos humanos. Adicionalmente, en Mayo de este año el Departamento de Estado de los Estados Unidos expresó serias preocupaciones sobre las condenas en contra de María Teresa y el resto de mujeres privadas de la libertad tras haber sufrido emergencias obstétricas.

Les solicitamos que durante la revisión del caso de María Teresa, tengan en cuenta la injusticia y discriminación que ella ha enfrentado al ser una mujer de bajos recursos. Asimismo, les solicitamos que su decisión sea debidamente motivada y basada en los estándares ya reconocidos sobre derechos humanos, tales como el derecho a la salud, el derecho a la integridad personal, el derecho a la igualdad ante la ley y a no ser discriminado, así como el derecho al debido proceso.

Le agradecemos su atención en este importante asunto,